sábado, 30 de mayo de 2009

Entierren a mi corazon


Entierren a mi corazón

Hoy mi cama requiere
los pliegues de su aroma
en la almohada de carnes
de la memoria que se desbanda
Sábanas de lágrimas buscando
góndolas y jadeos nocturnos

Es una ciudad antigua mi cama
hecha de cementerios
donde lloran los muertos amados
los lamentos amados, caricias amadas
catedrales de dolor y silencio
luciérnagas se apagan en la noche
en un ánimo de fósforos por la daga del aire

Está dando lástima mi corazón donado
en el umbral de una esquina de aguas
pidiendo consuelo y le llegan timidas migajas
de algún recuerdo aquejado y apócrifo.

Entierren a mi corazón antes que sea tarde,
lloran las lloronas el tiempo implacable
de lo breve que fue eterno
en el tañer de campanas de fantasias
del goce, del goce, del goce
en suspiros que se hacen mares
en este naufragio donde me busco
y mi cama me condena en el filo
de su reclamo preciso como un tajo.

Venecia
Mayo 2009

No hay comentarios: